01-. Give ‘Em Hell, Kid

abril 5th, 2008 by Taeko
This entry is part 5 of 18 in the series Give 'Em Hell, Kid

Al abrir la puerta, juro que no esperaba verlo ahí. Era… ¿Cuánto tiempo hacia que no sabía de él?… Una eternidad. Demasiado tiempo para que, al abrir la puerta de casa él estuviera delante mío.
No podía saludar, sólo mirarle. Observar lo que el tiempo había hecho de él.
~ ¿No vas a saludarme? ¿O, es que a caso ya no recuerdas quien soy? ~ Su voz… el tono irónico que usaba y que le hacia ser más interesante que el resto de la clase, del barrio.
~ Hola. ~ No entendía que hacia delante de mi casa, sonriendo al ver que sí le reconocía. Miró hacia atrás. Delante de la acera había un coche negro aparcado. Un mercedes de los grandes. Hizo un gesto y el coche arrancó.
~ ¿Crees que podría entrar? ¿Qué podríamos hablar?
~…
~ Vamos, Lil. No voy a morderte…
~ Es mucho tiempo.
~ Lo sé, pero…
~ No lo entiendo. ¿Por qué ahora? ¿Por qué aquí? ~ Dejé el paso libre para que entrara en la casa.

~ Quería volverte a ver.
~ ¿Para qué?
~ Para hablar. ~ Pasamos al salón y se quedó mirando la chimenea, encima de la cual había todo de fotografías. ~ ¿Ninguna mía?
~…
~ ¿Quién es él? ~ Señalaba la fotografía central. Con “él” se refería a mi prometido, aunque él lo desconocía. Era una fotografía de un año atrás. Donde él me cogía de la cintura en el parque. ~ Rubio, ojos azules, con traje y corbata y maletín… No es tu tipo. ~ Sentenció volviéndose hacia mí.
~ Pues, según tu, voy a casarme con alguien que no es mi tipo…
~ ¿Es tu…?
~ Sí, Gerard, lo es.
~ ¿Cuándo os…?
~ De aquí dos meses.
~ …
~ Dime la verdad. ¿Por qué has venido? ~ sacó del bolsillo de su chaqueta un CD.
~ Quería hablar contigo para saber de ti… Pero, creo que has cambiado mucho. ~ Me puso el CD en mis manos. ~ Creo que la Lilyan que conocí se ha esfumado… De todas maneras, escucha la canción titulada: Give ‘Em Hell, Kid. Es tuya, en cierto modo.
Dejándome en medio de mi salón con el CD en mis manos, se marcho. Oí la puerta cerrarse.

FFDW

Tumbada en la cama doble, con James a mi lado ya dormido, miraba el techo y sólo podía verle a él delante de mi puerta. Llamando como si el tiempo no hubiera pasado
Oí rumores de que él y su hermano, Mikey, habían formado una banda, pero no los escuché. No les presté atención.
Me incorporé y me senté en la cama con los pies en el suelo y abrí el primer cajón de mi mesita de noche. Ahí estaba el CD que me trajo. No había escuchado ni una canción. Lo miré… Esa tapa sólo la podía haber dibujado él. Era bueno en arte.
Miré de nuevo a James con el CD entre mis manos.

Bajé al salón y puse el CD en el lector y busqué la canción que Gerard dijo que escuchara:

Oh baby here comes the sound!
I took a train outta New Orleans and they shot me full of ephedrine.
This is how we like to do it in the murder scene.
Can we settle up the score?If you were here I’d never have a fear.
So go on live your life.
But I miss you more than I did yesterday.You’re beautiful

Well I’m a total wreck and almost every day.
Like the firing squad or the mess you made.
Well don’t I look pretty walking down the street.
In the best damn dress I own?

If you were here I’d never have a fear.
So go on live your life.
But I miss you more than I did yesterday.
You’re so far away.
So c’mon show me how.
‘Cause I mean this more than words can ever say.

Some might say we are made from the sharpest things you say
We are young and we don’t care.
Your dreams and your hopeless hair.
We never wanted it to be this way.
For all our lives.
Do you care at all?

If you were here I’d never have a fear.
So go on live your life.
But I miss you more than I did yesterday.
You’re so far away.
So c’mon show me how.
‘Cause I mean this more than words can ever say.

(Won’t you tell me?)
(Well, there’s no way I’m kissing that guy)Justo acabar la canción paré el CD. Era más pequeña que él y por eso era yo era su Niña, su “pequeña”. Miré a la nada y recordé.Flash Back

~ Lilyan… ~ De repente James se levantó de la silla de delante mío. Estábamos en un restaurante de esos caros a los que a él le gustaba ir, más que a mi asistir porque todo eran hombres y mujeres a las que parecían haberles metido un palo por el culo de lo estirados y rectos que iban. ~ Yo… ~ puso la mano en el bolsillo de su americana y se arrodilló. En ese momento noté como todos se giraban y miraban la escena. Me moría de vergüenza. Debía ser el momento más emocionante de mi vida y lo único que quería era que se acabara ya, que dijera lo que quisiera y se levantara del suelo. ~ ¿Quieres casarte conmigo? ~ Mientras todo el restaurante ante la pregunta aguantaba la respiración, él me enseñaba un anillo dentro de una cajita negra y yo pensaba “¿Por qué no? Acabara la vergüenza y, seria como ahora pero con un papelito por medio ¿no?… No hay nada que perder, nada que ganar” Asentí sin mucho afán y se levantó me colocó el anillo y me besó. Parecía que todas las mujeres de la sala se emocionaban y los hombres se enorgullecían de James.

Fin del Flash back.

~ Nena… ¿Qué haces aquí? ¿Sucede algo? ~ James estaba delante de mí restregándose los ojos con sueño.
~ No pasa nada…
~ ¿No puedes dormir? ~ negué con la cabeza.
~ No. Vete a la cama… Luego iré yo. ~ James asintió y volvió medio zombi hacia la habitación.
Volví a mirar el CD y luego la chimenea. El sitio exacto donde Gerard había estado y me levanté. Me acerqué a la chimenea y cogí una fotografía donde solamente salía yo y miré la parte de atrás. La saqué de dentro del marco y cayó una foto escondida. Me agaché y la recogí del suelo y me la quedé mirando. Gerard, Mikey, Júlia y yo delante del instituto. Pase un dedo por encima de sus caras, para ver si los podía sentir… pero era algo absurdo. Me levanté del suelo y cogí el CD, lo guardé en su caja e incluí la fotografía. Luego subí a la habitación y guardé de nuevo el CD en mi mesita y me tumbé. Dos segundos más tarde tenía a James abrazándome por la espalda.

Era ya por la mañana. James ya se había ido a trabajar. Yo no. No trabajaba. No desde que me prometí con él. Según él yo no debía… Al principio me enfadé, le taché de machista y retrogrado, pero luego… Su familia, la mía… parecía que todos estaban más que dispuestos a tocar los cojones, así que… Lo dejé.
Estaba sentada en la cocina, viendo como la chica de la limpieza ya se iba. Encendí un cigarro y me quede mirando el teléfono.
Finalmente, no sé qué me empujo a hacerlo, bueno, si, la visita de Gerard… Marqué su número.
~ ¿Si? ¿Diga? ~ Me asusté. No sabía qué decirle, pero acababa de contestarme el teléfono.
~ Esto, ¿Júlia?
~ Si, yo misma… ¿Quién pregunta? ~ No me recordaba. Había pasado mucho tiempo… ¿demasiado y se había olvidado de mi?
~ Soy Lilyan… ~ Esperé alguna respuesta, pero la línea se había quedado en silencio. ~ ¿Júlia?
~ Yo… ¿Lilyan? ¿Lil? ¿Lily? ~ Sonreí, me recordaba o al menos si mi nombre y mis diminutivos.
~ Sí….
~ ¡Dios! ¿Qué es de ti? Hacia mucho que no sabía nada de ti… Sobretodo desde que te fuiste y…
~ Lo siento…
~ Yo también…
~ ¿Te… te parece que nos veamos?

FFDW

En un café de mi antiguo barrio. Allí habíamos quedado y, nadie supo reconocerme… viejos compañeros de clase que vi pasar y ninguno supo reconocerme.
Sentadas en la mesa, con un café cada una delante y entre medio un CD.
~ Así que el cambio sólo es exterior, ¿eh? ~ dijo viendo el CD que había puesto en medio de la mesa.
~ De hecho, hacía tiempo que no escuchaba este tipo de música… ~ Júlia me miró extrañada. ~ Si… si tengo el CD es porque Gerard se presentó ayer en casa.
~… Por eso… ¿Por eso me has llamado?
~ Él… Dijo que escuchara una canción. Lo hice y me sorprendió que fuera de su grupo. Había oído lo del grupo pero no lo escuché. No hasta ayer. Al hacerlo me acordé de todo esto y de esto… ~ abrí la caja del CD y apareció la fotografía. Júlia la tomó en sus manos.
~ Que cambiados estamos todos…
~ Ha pasado mucho tiempo desde la fotografía… Muchos cambios…
~ Sí, ya te veo.
~ No me culpes, quieres… Yo no planeé nada.
~ Podrías haber mantenido el contacto.
~ No.
~ ¡¿No?! ¿Qué quieres decir con No? ¿A caso te olvidaste de qué era un teléfono o de escribir nuestras direcciones?
~ Júlia…no es eso…
~ ¿Entonces? Dímelo porque no lo entiendo. No entiendo qué fue lo que te hizo que ahora seas una desconocida que me viene trajeada, tal como si fueras famosa, con todo de tus joyas. Te has transformado en Hilary Duff… Algo que, al menos cuando te conocía, odiabas.
~…
~ ¿No hay razones? ¿No las hay? ¿No?
~ Las hay, pero… me temo que no las entenderías. ~ Me levanté y recogí el CD y la fotografía. ~ Creo que todo esto ha sido un error. ~ Dejé pagados los cafés y salí de ahí. Volví a casa. Con James.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Para escuchar la canción:

http://www.youtube.com/watch?v=zxwUYIWgDZY&feature=related

Navegador capítolsGive ‘Em Hell, Kid02-.Give ‘Em Hell, Kid

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.