Amante Silencioso – Capitulo 14

setembre 22nd, 2010 by Taeko
This entry is part 14 of 14 in the series Amante silencioso

Capitulo 14

Entró en la habitación aun riéndose del mal chiste de Qhuinn cuando se percató de que algo… “alguien” estaba en su cama. El cuerpo estaba en posición fetal y respiraba acompasadamente.

Se acercó lentamente, sin quererlo despertar. No podía ser algo malo, porque estaba en la fortaleza, por lo que no sacó ningún arma para protegerse. Cuando estaba ya a dos pasos de la cama se dio cuenta que no era él el que dormía en su cama, sino ella. Su cabello rojizo era tan característico que supo al instante quién era, pero… “¿Qué hace aquí, en mi cama? ¿Durmiendo?

Lya despertó como si supiera que él había regresado. Le sonrió tiernamente.
~ Hola… ~ Se medio incorporó y luego se frotó la cabeza. ~ Sigue doliéndome la cabeza… ~ John no entendía nada, pero en vez de preguntar se quedó mirando el color rosado de las mejillas de Lilith. ~ ¿Por qué sigues de pie? ~ John alzó los hombros a la vez que ella daba un par de palmadas en la cama, a su lado, invitándole a sentarse. ~ ¿Cómo ha ido la noche? ~ Preguntó sentándose con las piernas dobladas hacia el lado contrario donde John se había sentado.

~ Bien ~ Contestó él en signos.

~ No me lo parece…

~ Es solo que… Solo que no sé como has entrado aquí, en mi cuarto. ~ Al ver la cara que ponía Lilith se forzó a si mismo a seguir. ~ No te echo, sólo es que…

~ Es que… Creo que cuando salí del comedor me golpeé con algo y tu habitación y la mía están cerca y, alguien se equivocó al traerme. ~ Dijo ella jugueteando con su pelo. ~ Me di cuenta hará un par de horas cuando me he levantado para ir al baño…

~ Esta bien, puedes quedarte si quieres… ~ Lya sonrió.

~ Gracias… Tu cama es mucho más cómoda que la mía.

~ Déjame ver la cabeza… ~ Lilith se volteó para que pudiera ver dónde le dolía. Notó como las manos de John apartaban los mechones delicadamente. Era una sensación agradable, hasta que tocó el chichón.

~ ¡Au! ~ Se giró de golpe y vio como John sonreía a modo de disculpa.
~ Es sólo un chichón, dolerá por unos días pero nada más. ~ Lya le miró enfurruñada.
~ Mejor no lo toquemos.  ~ El macho asintió.

~ Voy a ponerme el pijama y vengo. ~ Lilith asintió y se quedó en la misma posición mientras John se empezaba a quitar las armas que había por todo su cuerpo. Las dejó encerradas en la parte más lejana del armario, muy probablemente, bajo código de seguridad.

Lilith observó cada movimiento del chico desde la cama, ahora sentada apoyada en el cabezal.

John se quitó las botas sentado en la silla del cambiador y luego anduvo descalzo hasta el baño donde se quitó la camiseta y se lavó la cara. Por un instante miró su reflejo: “¿Cuándo salga… Aun estará allí?”. Sólo había una manera de saberlo, así que salió del baño y miró hacia su cama. Lilith seguía allí, sentada mirando como se movía de un lado a otro de la habitación. John se sonrojó un poco al instante que se acordó que no llevaba camiseta, pero cuando volvió a mirar a la hembra se dio cuenta que ya no estaba en la cama, sino que había bajado de la misma y se había plantado delante suyo.

Le miró a los ojos y poniéndose de puntillas puso sus labios encima de los de John. Se sentía bien, muy bien para ser exactos.

En realidad sabía que no se le podía llamar a eso: beso, pues no era más que un roce entre sus labios, pero supo cuanto le había gustado probarlo cuando, al separarse, los ojos de ella chispeaban y la comisura de sus labios subieron para darle una tímida sonrisa. John contestó a la sonrisa con una aún más grande y luego con las manos no muy seguras le tomó la cara entre ellas y la volvió a acercar. Ahora sí sería un beso. El tierno roce de labios se vio profundizado por el macho cuando quiso juguetear por la boca de la pelirroja. John notó como las heladas manos de Lilith se posaban en los pectorales de él. Temiendo que fuera a separarle se detuvo un instante sin despegar los labios con los de ella. Ese parón hizo que ella tomara la iniciativa y penetrara su boca tal y como él lo acababa de hacer con la suya. Sus lenguas se entrelazaron mientras ellos luchaban por el poder. Nadie ganó. Se separaron para tomar aire y se miraron a los ojos.

~ Nunca me habían besado así… ~ Dijo ella mientras su sonrisa se ensanchaba dejando ver unos preciosos dientes blancos que hicieron que él volviera a besarla. Se acercó a ella y volvió a la carga. La besó profundamente y, esta vez, ella pasó los brazos por el cuello de él, por lo que tuvo que estarse un buen rato de puntillas, aunque John se agachara era más alto que ella. Durante el beso, Lilith perdió el equilibrio y se llevó con ella el cuerpo de John, quien se dejó caer al ver que detrás tenían la mullida cama.

Lilith empezó a reír una vez estuvieron tumbados en la cama.

~ ¿Estás bien? ~ Lya dejó de reír y asintió.

~ Creía que me iba a dar otro buen golpe en la cabeza… ~ Se encogió de hombros y luego volvió a concentrarse en los rojos labios de John.

~ ¿Puedo volver a besarte? ~ John, en vez de utilizar las manos, lo articulo sin sonidos. A toda respuesta ella inclinó su cabeza hacía delante y volvió a poner sus labios encima de los del macho.

Durante el beso, las manos heladas de la pelirroja pasaron por la espalda de John, quien corroboró que tener a esa hembra debajo de si le excitaba. Lya movió su cadera para poder equilibrar mejor el peso del macho percatándose de cómo le estaba gustando esa situación. La hembra dejó que sus manos vagabundearan hacia la cintura y el borde del pantalón de cuero de John, haciendo que el bulto que se le clavaba en el bajo vientre fuera pidiendo salir a gritos.

John dejó de besar la boca de Lya pasando a dar diminutos besos al cuello de la hembra. Olía a frambuesa…. ” ¡a mermelada de arándonos, John!” le riñó su mente. Sonrió en su cuello al ver que su mente había acertado el olor, lo que hizo cosquillas a la pelirroja, las cuales se vieron interrumpidas por un pequeño gemido cuando John le mordisqueó la clavícula. El chico se separó para mirar a la chica que se sonrojó:

~ ¿Un punto erógeno? ~ Lya asintió mordiéndose el labio inferior. ~ Me gusta. ~ Sonrió de nuevo y volvió a su clavícula, dándole suaves mordiscos entremezclados con besos tiernos.

Lilith decidió que, si John había encontrado un pequeño punto débil en ella, ella podía buscar el suyo, así que sus manos empezaron a bajar más allá de la cintura y le rozaron el culo. John volvió a sonreír: sabía qué buscaba y pensaba dejarla hacer.

No se percataron cuando la puerta se abrió, pero si cuando una sombra les tapó la tenue luz que proporcionaba la luz de la mesita de noche. Ambos se giraron.

John quiso morir en el mismo instante.

“¿Qué hace ella aquí?”

Con la tez más blanca de lo normal y con la sangre en la punta de sus pies intentó vocalizar algo, pero no le salió.

~ ¿Divirtiéndote? ~ La voz de esa mujer hizo de muelle para John que se apartara en el instante de Lilith quien sólo se incorporó lo que sus codos apoyados en la cama le permitieron.

~ Yo… Puedo… ~ Las manos de John iban tan rápidas que era casi imposible de leer, pero aun así ella sabía qué iba a decir.

~ ¿Explicarlo? ~ El tono de la mujer no indicaba ni enfado ni reproche, pero Lya supo que ella era importante para él.

~ ¿Quieres unirte? ~ La dulce voz de Lilith hizo que ambos la miraran. John no sabía en qué sentido lo había dicho pero no quería averiguarlo, sólo quería que esto acabara… “Como si fuera una pesadilla y te levantaras de golpe, por el despertador: ¿Por qué no hay un despertador sonando cuando uno lo necesita?”

Xhex miró a la hembra que aun estaba medio tumbada en la cama. Era bonita y, al contrario que ella, tenía curvas… “¿Cómo puede John estar con ella?” pero a la vez que su mente formulaba la pregunta, la pelirroja sonrió tímidamente y lo entendió.

~ ¿Por qué no? ~ Xhex se quitó la camiseta sin tirantes negra que llevaba y se tumbó al otro lado de la pelirroja. Xhex no usaba nunca sujetador.

A John casi se le saltaron los ojos de las cuencas cuando vio como la mujer a la que realmente amaba se había quitado tan fácilmente la camiseta y ahora estaba preparada para besar a la pelirroja.

“¿Es esto un sueño?… No, si lo fuera te hubieras despertado acojonado cuando Xhex ha entrado”

~ Puedes procurar que no se te caiga la boca… Querré besarla. ~ dijo Xhex antes de besar a Lilith tiernamente en los labios.

John no pudo evitarlo y abriendo aun más la boca, babeó con el beso. Cuando se dio cuenta que tenía la boca abierta casi dos palmos la cerró de golpe y observó a ambas hembras besarse cariñosamente. Al concentrarse en el beso: su erección (que había perdido de golpe al entrar Xhex) regresó como si nunca se hubiera largado.

Se tumbó al otro lado de la pelirroja mirando como ellas se besaban, pero no se fijó en que la mano de Lya había ido a buscarle por su espalda y dio un respingo al notarla cerca del cierre del pantalón.

John supo que eso era de lleno una invitación a entrar en el juego. Se acercó más a la pelirroja y puso una de las manos en su cadera y, volvió a besare el cuello. Xhex y él se miraron cuando ambos besaban a Lya y se sonrieron dándose a entender que eso era lo que ambos querían. Se dejaron de mirar cuando Lya dio un respingo al notar como alguien había puesto sus manos en la goma del pantalón y en su pecho de forma simultánea. Tanto Xhex como John sonrieron maliciosamente volviéndose a concentrar en darle placer a la chica.

El macho empezó a besar por el hombro, aún cubierto, de Lya para poder ir bajando, mientras que Xhex siguió besando la boca de Lya en tanto que su mano empezaba a masajear el pecho izquierdo, también por encima de la ropa.

Mientras ambos daban placer a Lya, ella intentaba desabrochar el botón y la cremallera del pantalón de cuero de John con una mano, mientras que con la otra le devolvía el masaje a Xhex en sus incipientes pechos.

~ ¿No crees que va con demasiada ropa? ~ Sugirió Xhex hablando por encima del hombro de la hembra. John dejó lo que estaba haciendo y asintió. Se apartaron un poco de ella, lo justo para que pudiera sacarse la camiseta por encima del cuello y poder volver a la carga. Sólo que esta vez la tumbaron hacia arriba, para estar mucho más cómodos. Xhex, antes de concentrarse en los pechos recogidos por el sostén de Lya, miró al macho, sonrió y se acercó a sus labios besando profundamente, clavándole la lengua. John luchó para poder controlar él la situación, pero Xhex no se dejaba. Ambos siguieron besándose profundamente y muy concentrados hasta que un gemido les detuvo para mirar rápidamente a la causante del sonido.

Lilith estaba tumbada boca arriba, sonrojada por captar la atención de ambos, pero con una sonrisa culpable en la cara.

~ Me aburría…~ Dijo cuando ambos vieron las manos de ella dentro de sus pantalones a medio desabrochar.

~ Eso tiene fácil solución…~ John asintió y la besó, justo en el momento que Xhex se lanzaba a por el pecho de Lya.

Mientras el macho la besaba, sus manos fueron a parar a los pezones ya erectos de Xhex, quien, gracias a su mala costumbre de no llevar sostén, hacía mucho más rato que podía babear con la visión de ellos.

A Xhex le gustó esa sensación de la gran mano de John en su cuerpo, no lo iba a negar, pero quiso concentrarse en su trabajo. Bajó la tela del sujetador de Lya y empezó a lamer el pecho derecho que ya empezaba a estar tieso,  cuando John se concentró en el izquierdo, sin dejar de manosear los de Xhex.

Son como dos polos opuestos” Pensó John ” Y aun así no sabría decir por quien decantarme...”

Al ver la cabeza de John en el otro lado, creyó oportuno empezar a bajar por el vientre plano de la hembra hasta llegar al ya desabotonado pantalón. Lo bajó lentamente y se lo quitó. Lya llevaba un pequeño tanga negro que combinaba a la perfección con el sujetador “¿sabría a caso como terminaría esto?”

No quiso preguntárselo mucho y empezó a besar la cara interna del muslo, lo cual provocó un escalofrío en Lya que hizo levantar la cabeza de John para ver que Xhex ya estaba concentrada en lo interesante. John sonrió. Se levantó y se colocó tras Xhex. Le besó la espalda mientras ponía sus manos en los pechos desde detrás y volvía a masajearlos. Fue bajando las manos hasta el pantalón y lo desabrochó, pero no lo quitó. Sólo introdujo la mano en el estrecho espacio que había para notar como Xhex ni siquiera se había puesto ropa interior. Le gustó y le calentó de sobremanera.

Xhex notó el gran bulto creciendo detrás suyo, cuando el macho introdujo las manos en su pantalón. Sonrió y siguió concentrándose lo más que pudo en lo que tenía delante. Dejó los besos en los muslos y los empezó a subir por encima de la pequeña pieza negra. Mordisqueó suavemente, justo en el momento que John empezó a acariciarla a ella. Era una extraña situación de dar placer y recibirlo, pero de otra persona… La respiración entrecortada de Lilith se entremezclaba con los sonidos que ella misma emitía por el contacto del macho, que también tenía dificultades en respirar, seguramente, por la visión y el contacto que tenia con ambas.

Sin acabar de sacar la poca ropa que Lya tenia encima, Xhex introdujo primero la lengua y luego un par de dedos en ella, para hacerla llegar al orgasmo, quizás en muy poco tiempo.

John y Xhex sonrieron cómplices.

~ ¿No la habrán oído? ~ John articuló con las manos algo temeroso de que alguien entrara justo ahora. No era un sueño, por lo que…. ¿Cómo iba a explicarle a Qhuinn o Blay lo de estas dos hembras en la habitación? “¿ejem… Y si no fueran o Qhuinn o Blay?”

~ No hay nadie, no te preocupes. ~ Aunque sabía que no era cierto, John se lo creyó.

Xhex le besó profundamente, mientras le deban un respiro a Lya que seguía recuperándose de su orgasmo.

Los brazos de John la atrajeron hacia él y sus manos se atrevieron a pasar por encima de su culo. Xhex se aferró a su pelo para que no se despegara. Ese beso iba a ser suyo. John la levantó y ella rápidamente abrazó con sus piernas la cintura del macho. John la llevó a la cama, al lado de Lya. La tumbó y rápidamente le sacó los pantalones.

Dos hembras… Opuestas prácticamente… Están aquí por ti…” La cabeza de John daba tumbos de un tema a otro, todos relacionados, pero sin conexión entre ambos más allá de lo que estaba pasando en su habitación.

John se concentró en la entrepierna de Xhex. Se arrodilló y sin muchos más previos que un par de miradas calientes se lanzó a por ella con la boca. Xhex dio un respingo al notar la boca del macho ahí mientras que Lya acababa de despertarse para besar y mordisquear sus pezones.

Acababa de entender porqué Lya se había corrido tan rápidamente.

Cuando Xhex estaba al borde del orgasmo, fue por los dedos de John dentro de ella, removiendo todo su cuerpo por dentro. Lilith había experimentado eso mismo minutos antes con los finos dedos de Xhex, así que se concentró aun más en darle todo el placer que pudiera para que ella también lo disfrutara tanto.

Xhex se estaba corriendo mientras él jugueteaba con ella. Tenía la sensación que Lilith quería que llegara de forma explosiva y ambos lo consiguieron. Cuando Xhex respiraba entre cortadamente hizo señas al macho para que trepara por la cama hasta su lado.

~ ¿Estuvo bien? ~ Le preguntó por señas.

~ ¿Sólo bien? ~ Preguntó Lya mientras se incorporaba un poco para verles a ambos.

~ Genial… ~ Dejó ir Xhex mientras procuraba volver a tener una respiración más o menos acompasada.

John miraba los esfuerzos de la medio-symphath por volver a la “normalidad” por lo que no se dio cuenta que Lya se había levantado hasta que no notó las manos de la misma sacándole los pantalones.

~ Nosotras ya estamos desnudas ~ Dijo a modo de disculpa. Y, era cierto, Lilith acababa de sacarse el sujetador en la sesión anterior, pero no recordaba cuando… “demasiado concentrado en Xhex” Suspiró en su cabeza.

Lya vio el prominente miembro de John ya erecto y se relamió los labios.

~ Hora de jugar… ~ Dijo Xhex quien se acercó a la boca de John para atraparlo.

Lilith se arrodillo y vio la escena desde a bajo, mientras sus manos masajeaban los muslos del macho sin dejar nada por tocar.

John dio un respingo al notar la mano de alguna de las hembras tomarle el pene entre sus dedos, pero dio otro aun más fuerte al notar la boca de Lya en sus testículos.

“Paraíso… Hazme un hueco que aquí voy…” Ese fue el último pensamiento racional de John cuando ambas decidieron darle el gran placer de su vida.

Se corrió poco después de que Xhex se pusiera el miembro en la boca, sin que Lya dejara su trabajo con los testículos.

Si cuando fue el turno de ellas les habían dejado descansar, no iba a ser esa la suerte de John. Lya y Xhex se besaron provocando del sabor de John y rápidamente volvieron a darle placer al macho que se puso tieso en muy poco tiempo. Lo que aprovechó Lya para montar al macho, mientras Xhex besaba de nuevo al macho y acariciaba el clítoris de la hembra. John la colocó encima de su cara para poder ir dándole placer a Xhex, que fue besando con Lya.

Cuando notó que John paraba en su trabajo (señal inequívoca que se iba a correr) cambió su posición con Lya, haciendo retardar el momento de la eyaculación. John probó un nuevo sabor en su boca, mientras ellas volvían a acariciarse y besarse.

No duraron mucho más… Los tres se corrieron en cadena: primero Lya, luego John y luego Xhex.

Se quedaron tumbados. Las dos chicas aprovechando el amplio pecho del macho se adormecieron, pero a lo lejos John oyó un sonido. Era un ruido molesto. Alguien chillaba y aporreaba la puerta.

~ ¿Lo oís? ~ preguntó por signos a las hembras, las cuales asintieron.

~ Es Qhuinn… ~ Dijo Lilith sin dejar de estar apoyada en su pecho.

~ Te viene a despertar… ~ Dijo Xhex.

~ ¿Despertar?

John abrió los ojos de golpe. Estaba desorientado en su cama, bocabajo y con una erección de las que hacían historia y solo. “¿Que ha pa…?”

~ ¡¡¡John malita sea!!! ¡¡¡Abre la puerta!!! ~ Qhuinn berreaba al otro lado de la puerta.

“Mierda John… vas a necesitar una ducha fría… muy fría… congelada tal vez

Navegador capítolsAmante Silencioso – Capitulo 13

6 Responses

  1. Xavi

    Bravoooo! És probablement, el millor capítol que he llegit… i sense dubtar-ho. He de reconèixer que fins i tot he sentit enveja del John! Anda que fer esperar a la Lya anant al lavabo… quina mala llet! xD

    Xavi

  2. La nuky

    Sin palabras!!el mejor sin duda!!
    los detalles en mail;)(K)

  3. kassi

    Dios mioo! xD buahh estuvo increible el capp…imaginarse a john con la dos embras es UF! ai kieroo leer el otro prontooo! :)

  4. Carlos

    Fantaztiko.. Ke buena la Narracion, Y fantaztik mi imaginacion jeje :)

  5. Alexx

    No hay mas????? no nos dejaras así, verdad? que cruel

  6. marta

    Genial, espero que continues la historia, la encuentro muy interesante y entretenida, me encanta.
    un saludo

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.