15-.Give ‘Em Hell, Kid

abril 30th, 2008 by Taeko
This entry is part 19 of 18 in the series Give 'Em Hell, Kid

Delante de mí mi reflejo… ¿Quién habría dicho que este día llegaría? Y tan rápido…. Me miraba y ni siquiera me reconocía. Sí, era cierto que ya me había visto vestida así antes, pero no era lo mismo vestirse de este modo dos o tres meses antes, que ahora… Me veía extraña y debería verme maravillosa, esplendida y estar nerviosa por la boda. Pero me veía extraña y tenía miedo por lo que llevaba dentro de mí.
Sí, había decidido casarme… De hecho no lo había decidido. La fecha de la boda se me había echado encima. Seguía sin saber si decírselo o qué hacer con ello… pero era el día y no poda atrasarlo más. Esa mañana me había levantado y me había tenido que poner el vestido blanco que me indicaba mi futuro. Me vestí y me hice el peinado y el maquillaje que meses atrás había elegido, sin saber que Gerard llegaría a mi vida o que me plantearía una tras otra vez qué sentía exactamente por James.
~ Lily ~ La puerta se abrió y Juls sacó la cabeza por la habitación. ~ Dios… estas… estas… ¡Preciosa! ~ Sonreí amargamente y asentí.
~ Gracias…
~ Todo saldrá bien. Ya lo verás.
~ ¿V-Vendrás?
~ ¿A caso lo dudas? ~ Negué. ~ Si que iré. No te preocupes por ello, pero iré con mi coche tú debes ir con el de la novia y hacerles esperar mucho e impacientar…
~ Quizás si les hago esperar mucho, seré Novia a la Fuga.
~ Todo ira bien. Muy bien… ~ Volvía asentir, pero por dentro no me creía sus palabras. No creía que la boda fuera a ir bien. No iría bien, porque yo ni tan siquiera sabia si realmente quería casarme con James.

POV: Júlia

Después de ver como Lilyan estaba vestida para la boda y que ella no iba a poner la marcha atrás, lo decidí. Durante el tiempo en que Lily había estado en casa no le había metido presiones para que decidiera qué hacer o no con el bebe, ni ganas. Era su vida y comprendía que no quisiera un aborto o que no supiera si decírselo a James o a Gerard o ninguno de los dos. Nunca le dije nada. Era su decisión. Sólo suya.
Media hora antes de que un coche blanco viniera a buscar a Lily me fui. Fui a ver a casa de Frank. Esa noche le había llamado para pedirle un favor: que les pidiera una reunión al resto del grupo. Frank no sabía nada de nada. No sabia qué había conducido a Lily a casa, pero como le había dicho a ella cuando vino, si él hubiese querido le hubiera explicado. Lo único que me preguntó fue si yo sabía algo de James y le dije la verdad: que lo había sabido el día anterior a que él lo supiera.

Arranqué mi coche y, vestida para la boda, me fui a casa de Frank. Allí era el sitio de la banda. Al llegar, aparqué el coche viendo que todos habían llegado, puesto que sus coches estaban cerca de la casa, y llamé al timbre. Frank me abrió. Me besó.
~ Espero que tu sepas que decirles… No me he sabido qué inventar para la “reunión”. ~ Sonreí.
~ ¿Esa es tu forma de decirme: hola, Juls, que guapa que estas, quieres entrar? ~ Pregunté irónica volviéndole a besar.
~ Más o menos. ~ Dijo sonriendo y haciendo pasar hasta el comedor. ~ Y, si vas muy guapa… ¿A caso te vas a ligar?
~ Hola chicos. ~ Todos saludaron. ~ No, me voy de boda.
~ ¿Qué boda? ~ Frank no fue el único que preguntó. Ray, Bob, Mikey e incluso Gerard preguntaron.
~ A una a la que vosotros también vais a ir. Así que id a cambiaros que es en un cuarto de hora y no llegamos.
~ ¿Júlia de qué va esto?
~ Va de que tu tienes muchas más cosas que explicarme, Gerard y me las contarás, pero luego. Antes tienes que ir a la boda de Lily y hacer que no haga ninguna locura. ~ Está bien, sabía que no debía involucrarme, pero era lo que sentía y sinceramente era lo que quería. Gerard debía parar a Lilyan. Ella no quería a James y, por mucho que el bebe fuera de él… ¿qué más daba? Ella no le quería, ella quería a Gerard por encima de todo y de todos, el tiempo me daba la razón. Había dejado de salir hacía mucho tiempo y ahora se habían reencontrado como amantes y, por mucho que Lil me lo negara cien o mil veces seguía queriendo estar a su lado. Por las noches, hablaba en sueños y sí, hablaba de James, pero también de Gerard y su expresión cuando lo hacia lo decía todo.
~ ¿Qué Lil se casa? ¿Con quien? ¿Qué tiene que explicar Gerard? ~ Mikey estaba perdido. Al igual que Bob y Ray, Frank miraba a Gerard quien a la vez me miraba a mí preguntándose como lo sabia.
~ No quiero que haga una locura, Gerard y tu eres a la única persona que puede llegar a escuchar…~ Sí, le estaba suplicando a Gerard que parara esa boda. Que interviniera en la decisión de Lilyan.

POV: normal.

Llegué a la iglesia. El chofer había parado delante del edificio. Era una iglesia pequeña, intima, que James había elegido porque de pequeño le fascinaba ese pequeño rincón de la ciudad. Salí del coche. Fuera sólo quedaban la dama de honor que iba a tener que coger la cola del vestido y la sobrina de James que llevaba los anillos. Me acerqué a ellas y sonrieron. Yo hice una especie de mueca.
Estaba delante de la puerta de madera cuando empecé a oír las notas de la marcha nupcial… Respiré hondo y empecé a andar. Al dar el primer paso dentro de la iglesia no puede casi respirar. Algo dentro de mí me dijo que empezara a correr, que me fuera de ahí. Que no era donde yo quería estar. Pero seguí andando de forma casi inconsciente hasta el altar. Ahí estaba James. Ahí estaba, sonriendo feliz. Todos estaban contentos… ¿Todos?… ¿De verdad yo lo estaba?
El cura empezó su discurso. No le escuché. Me movía mecánicamente. Era como si mi cuerpo supiera qué debía hacer en cada momento, como si me lo hubiera llegado a aprender.
Miré hacia la gente que estaba asistiendo a mi boda. En primer lugar mi madre y su nuevo marido o novio, el padre de James, mi cuñada y su marido, luego compañeros de trabajo de James, amigos de James y un grupo de ex compañeras de mi trabajo. No veía a Juls por ningún lado.
~ ¿James Thomas Martin, quieres a Lilyan Alice Webber como esposa para amarla y respetarla en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte os separe? ~ Desperté de golpe. Miré a James quien me sonreía siendo la persona más feliz del mundo en ese preciso momento.
~ Sí, quiero. ~ ¿Y… yo quería? El hombre de la túnica se volteó hacia mí.
~ ¿Lilyan Alice Webber, quieres a James Thomas Martin como marido para amarlo y respetarlo en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte os separe? ~ La puerta de la iglesia se abrió con un click que hizo que las últimas filas y yo nos volteáramos. Esperaba ver ahí, entrando por la puerta a mi mejor amiga y lo hice. La vi a ella, a Frank, a Ray, a Mikey y a él… a Gerard. Iba vestido con traje negro, camisa negra y corbata roja.
~ Lilyan… ~ James me susurró y en cuanto le vi me inclinó la cabeza para el monje. Debía responder a su pregunta y luego vendría eso de “si alguien quiere decir algo que lo diga ahora o que calle para siempre” algo muy protocolario, sí; pero en esta ocasión anhelaba que alguien dijera algo y que la boda no continuase…. Pero… ¿Y si nadie decía YO?
Miré de nuevo a James, al cura y miré a Juls, quien me sonrió dándome fuerzas, apoyándome.
~ ¿Lilyan Alice Webber, quieres a James Thomas Martin como marido para amarlo y respetarlo en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte os separe? ~ El cura repitió la pregunta y empezaron las murmuraciones entre las hileras más lejanas. Miré de nuevo a James.
~ Lo siento… ~ James no entendió nada.
~ ¿El-El qué? ~ O quizás sí que entendió algo. Empezó a temblar todo él.
~ N-No puedo… ~ Me giré y anduve hacia la puerta viendo como todos se levantaban a mi paso sin comprender nada. Antes de salir ahí dos voces llamando mi nombre: la de James y la de Gerard.

Navegador capítols14-. Give ‘Em Hell, Kid16-.Give ‘Em Hell, Kid

3 Responses

  1. Xavi

    Suposo que ara en James, veient com la Lil s’ha tirat enrere, s’haurà adonat que hagués estat millor no haver volgut “lligar” (atar) la Lil a ell… perquè hagués estat millor que ho haguéssin aclarat tot abans d’arribar a això. Ho dic perquè si em poso a la pell d’en James, que la núvia se’n vagi de l’esglèsia quan ha de dir el “Sí, quiero” es de “tierra trágame por Dios”.

    Per molt que s’estimi una persona (i encara que siguis un troç de pa i que no et mereixis res del que li ha passat a en James), si veus que l’altre persona no t’estima realment com tu a ella… doncs és millor deixar-ho córrer i no ser tan possessiu. Perquè a la llarga acabava malament. I aquí està la prova.

  2. Rafyy

    kin valor lil kin valor!!!!! altre no ho hagues pogut fer(jo no), havent estant enamorada del james com a estat i tot. enamorarse d’altre pero a sobre girar la truita es k akesta dona es mereix tot. lo k esta malament es k s’ha hagut d’esperar a l’altar. pero bravo bravo, jo no hagues tingut valor…… ajaja

    pobre james.. si pero.. mira la vida es aixi…… a mes ell a estat incapaç de tenir els collons m’estimes o no m’estimes… poder xq sabia la resposta… se siente james pero lavida no pot ser aixi malgrat k sigui aixi molts casos…..

    LIIIIIILLLLL
    molt molt be lena, akesta part m’ha agradat molt

  3. Kim tu nuky^^

    ufff ke bonito!!!
    parece ke lo estoy viendo…
    ella caminando ante la espectación de todos,el murmullo de unos pocos,las criticas de otros,…
    todos asombrados,y sus amigos con una gran sonrisa…sobre todo Gerard…

    ^^

    me encanta la historia!!!!=D

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.