16-.Give ‘Em Hell, Kid

maig 5th, 2008 by Taeko
This entry is part 20 of 18 in the series Give 'Em Hell, Kid

Habían pasado tres días desde la boda o desde la no boda… Había dejado el piso de Juls y me había instalado en un motel cercano, a pesar de que a Júlia no le había hecho nada de gracia.
No iba a quedarme para siempre en casa de Juls y tampoco en ese hotel. Ya tenía un billete de avión comprado para irme a Londres y mi pequeña maleta conmigo.
Esa mañana había hablado con mi madre. Le pedí un favor. De hecho el único que le pediría nunca: que me dejara algo de dinero para poder alquilar un piso en cuanto me fuera de ahí. Me lo dio, aunque ella nunca supo que era para eso, siempre pensó que era para disculparme con James y re-hacer los planes de boda.
Por la tarde hice tres llamadas. La primera a Júlia para decirle que me iba a ir. Que me iba a Londres y que la iba a echar mucho de menos, aunque no por eso iba a dejarla de llamar e iba a ser la madrina de mi bebe. Las otras dos llamadas me costaron un buen rato de marcar números y colgar sin llegar a sonar el teléfono. Cuando lo conseguí, el mensaje fue corto y algo tembloroso (me temblaba la voz): “Necesito hablar contigo. Hoy a las siete y media en el Café”

Eran las siete y veinticinco cuando llegué en el café. Ellos no habían llegado, pero sabiendo la puntualidad que les regia, sabia que llegarían a la vez y, así fue. Al llegar entraron casi al mismo tiempo por la puerta hice un gesto que los dos creyeron únicos para ellos y se acercaron. Al llegar delante de mi mesa se miraron extrañados y luego me miraron a mí.
~ James, él es Gerard Way. Gerard él es James Martin. ~ Se miraron con recelo y asintieron antes de sentarse. La mesa era redonda así que estaban enfrente de mí. El camarero les pidió qué querían tomar y en cuanto les trajo las bebidas los dos se mostraron impacientes por saber qué pasaba ahí exactamente. ~ Sinceramente, aun no sé muy bien por donde empezar a explicaros porque estamos aquí…
~ Puedes empezar por el principio, ¿no crees? ~ James estaba dolido por mi reacción en la boda y Gerard parecía estar enfadado por algo que yo, francamente, desconocía.
~ No sé donde está el principio… ~ Reconocí.
~ Entonces di: ¿qué hacemos aquí? ~ Preguntó Gerard.
~ Voy a irme esta tarde, a las ocho y media sale un vuelo para Londres. Voy con billete de ida, sólo de ida…
~ ¿Es una despedida? ~ Preguntó James algo sorprendido.
~ No. Es algo informativo. ¿Verdad? ~ Gerard alzó una ceja suspicaz. ~ No te gustan las despedidas y siempre dices las cosas a última hora. ~ Me mordí el labio inferior para evitar ponerme a llorar y lanzarme a él para que me abrazara y no me dejara ir. Realmente, no quería volverle a dejar, pero para todos era lo mejor.
~ ¿Lilyan? ~ Miré a James y luego clavé los ojos en Gerard
~ Sí, es algo informativo, pero hay algo más. ~ Dejé de mirarles, no podía hacerlo.
~ ¿Qué más puede haber? ~ James alzó la voz por primera vez. ~ ¿Qué me digas que has decidido que te vas a casar con él? Porqué la noticia que vi en esa revista era cierta, ¿verdad? Os veíais… ~ Gerard agachó la cabeza y yo intenté aguantar la mirada a James y a duras penas lo conseguí.
~ Sí, nos veíamos; pero no… No es por eso por lo que estamos aquí. Si fuera así Gerard hubiera estado aquí cuando llegaste y, sabría lo de Londres, cosa que tampoco sabia hasta ahora… ~ James estaba furioso. ~ Lamento lo de la boda. Siento haberme ido de esa manera sin haberte dicho nada, pero no pienso disculparme por lo que hice con Gerard. Sólo por no habértelo dicho cuando tuve la oportunidad. Cuando me enseñaste esa revista debería haberte dicho la verdad y no te la dije. Sé que esto te esta haciendo daño, pero creo que tienes derecho a saberlo. ~ Me giré hacia Gerard. ~ En cuanto a ti, creo que estas molesto por no haberte dicho nada de la boda. Por no haberte invitado, pero sabia que si lo hacia me harías echar para atrás y, aunque ese día te lo agradecí… Agradecí que me hicieras darme cuenta que iba a hacer un error, no lo pensaba hasta hace un muy poco.
~ ¿P-Pensabas casarte? ~ Preguntó casi susurrando Gerard.
~ ¿Por qué hasta hace poco sí que pensabas casarte? ~ Preguntó algo más fuerte James.
~ ¿Qué hizo que cambiaras de opinión? ~ Tanto Gerard como James hicieron esa pregunta casi al unísono. Respiré hondo.
~ El test que te encontraste. ~ Dije dirigiéndome a James.
~ ¿El de Júlia?
~ No exactamente. ~ Gerard estaba algo perdido, pero escuchaba atento. ~ Ese test no era de Júlia. Era mío.
~ En-Entonces estas… ~ No supo cómo acabar su propia pregunta.
~ Sí. Lo estoy. Estoy embarazada.
~ ¿De cuánto? ~ Preguntaron los dos, de nuevo, a la vez.
~ Poco más de un mes… ~ Mentalmente los dos echaron cuentas. ~ Puede ser de cualquiera de los dos. ~ Las cuentas mentales se acabaron rápidamente para dejar paso a mirarse mutuamente, esperando que el otro alegase algo o desmintiera lo que yo acaba de afirmar. ~ No sé de quién es, por eso encuentro injusto para todos el casarme con James o el estar con Gerard… ~ Dije mirando primero a Gerard y luego a James. ~ Incluso seria injusto para mí.
~ Pe-Pero…
~ Actualmente, no hay peros.. ~ Sonreí pesadamente y les miré a los ojos. ~ Tampoco creí justo irme sin que supierais nada de esto… Tenias que saberlo y saber el porqué me voy a Londres…
~ Esa parte no la entiendo… ¿huyes? ~ James preguntó respaldado por la mirada de Gerard hacia mí.
~ Si me quedara aquí seria más duro para los tres adultos y para el bebe. Mucho más duro para mi que para vosotros, os lo prometo… ~ Callé unos instantes antes de seguir. ~ Voy ha hacer que él o ella sepa de vosotros y si quiere será él quien decida veniros a ver, conoceros (si estáis de acuerdo) y también será él quien decida o no hacerse la prueba del ADN para saber quién es realmente su padre; pero yo no me veo capaz de hacérsela. Os quiero mucho a los dos. Habéis sido muy importantes en mi vida, aunque os cueste de creer y se me hace muy difícil irme, pero es lo mejor… ~ El silencio nos invadió y Gerard me tomó la mano.
~ No te vayas… ~ Negué.
~ No puedo… ~ Me temblaba la voz. Temblaba toda yo.
~ No te quedes con ninguno de los dos, pero no te vayas… ~ James insistió.
~ No. No puedo.
~ Pues, vamos a ayudarte con el niño… ~ Dijo Gerard muy convencido mirando a James.
~ O niña… ~ Medio sonrió.
~ Gracias, pero… No. Yo he decidido tenerlo sin saber quien de los dos es su padre. No puedo haceros cargar con alguien que quizás no es vuestra responsabilidad. ~ Intenté sonreír, dándoles las gracias.
~ Pero es de uno de los dos… ~ Insistió James.
~ Sí, pero sólo de uno. ~ No tenían argumentos contra eso. ~ Debo irme o no llegaré al aeropuerto a tiempo. Gracias por todo.
~ Lil, no te vayas… ~ Gerard hizo un intento de convencerme, intento que sabia que no funcionaria, pero que debía probar.
~ Prometo que sabrá de vosotros y será quien vuelva aquí para saber de su padre. Lo prometo. Pero, no hasta que haga dieciocho… Sé que vosotros tendréis una vida ya hecha, pero no creo que un niño de diez años pueda entender la situación… ~ Sonreí y me levanté de la silla. Me hubiera gustado poderles decir que les quería, abrazarme a ellos y darles un último beso, pero si lo hacia… Si hacia algo de eso no hubiera podido irme de allí.
Les miré por última vez desde la puerta del Café y me fui hacia el coche de Júlia que me esperaba para llevarme al aeropuerto.

Navegador capítols15-.Give ‘Em Hell, KidThe end

One Response

  1. Rafyy

    jolin jolin k valenta k es, pero kina escenita. k civilitzats els dos k no san partut la cara……….
    wenu kin momen kin moment vaig a llegir correns el final

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.