01-. Because the drugs never work

maig 12th, 2008 by Taeko
This entry is part 2 of 32 in the series Because the drugs never work

~ ¡Mama te pillo el coche! ~ Sin esperar respuesta alguna Meggan alcanzó las llaves del coche y su mochila y salió de la casa para meterse en el coche de su madre. Tiró la mochila en la parte trasera del auto, subió y arrancó el coche y salió hacia el nuevo instituto.
Acababan de mudarse a la nueva ciudad y eso mismo significaba nuevo instituto y nueva gente. Meggan no era muy propensa a conocer gente, pero sabía que no le tocaría más remedio, así que… ¿Qué más daba llegar media hora antes para averiguar las costumbres de esos individuos que serían sus nuevos compañeros?
Llegó al instituto y aparcó rápidamente. Salió del coche y alcanzó la mochilla. Cerró el auto y se sentó en la capota del coche, al tiempo que buscaba su paquete de Malboro y prendía uno de los cigarrillos.
Al cuarto de hora empezó el movimiento de autos y gente que entraba en el edificio y esa fue la clave para que Meggan entrara también ahí. Así que, con la mochila colgando de un hombro entró en el gran edificio y buscó el despacho del director sin mucho entusiasmo, pero en contra de lo deseado, lo encontró demasiado rápido. Llamó un par de veces y entró en él. Había una mujer de pelo canoso tecleando lentamente sobre el teclado del ordenador. Al verla se sacó las gafas de media luna e hizo un ademán de preguntarle qué deseaba, pero la puerta del director se abrió.
~ Vaya, que coordinación… ~ Dijo a modo de gracia. ~ ¿Señorita Meggan Morris? ~ La chica asintió. ~ La estaba esperando, pase… ~ Entraron en el despacho y Meg se acomodó en la silla de delante de la mesa rectangular llena de papeles del director. ~ Soy Victor De Pauw, director de Belleville High School y estoy encantado de darle la bienvenida. ~ Meg asintió. ~ Su antiguo instituto nos mando toda la documentación necesaria, así que no me hace falta nada más. Simplemente, debo darle su horario y un plano de donde encontrar sus aulas… ¡Ah, se me olvidaba! Su taquilla es esta… ~ El hombre le pasó un papel doblado que contenía el número de la taquilla y la combinación a usar. ~ ¿Tiene alguna pregunta? ¿Alguna duda?
~ No, no de momento.
~ Entendido, pues… si necesita algo… la puerta a mi despacho siempre está abierta… Cualquier duda, pásese por aquí. ~ Meggan asintió y salió del despacho y se quedó en el pasillo. Miró su nuevo horario y luego buscó el aula en el mapa. Era fácil de encontrar, así que a un ritmo no muy rápido se encaminó hacia el aula.

~… Por tanto el método de Gauss-Jordan y la Regla de Cramer se utilizarán en la resolución de sistemas de ecuaciones lineales que…. ~ La puerta de la clase se abrió y dejó paso a una chica no muy alta, de pelo rojizo y piel blanca. Vestía un tejano negro y unas bambas negras, con una camiseta negra que tenia escrito en letras rojas: What a clever idea! En la parte de delante y detrás: Don’t ask me anything. Tenía los ojos negros y delineados por el eye-liner y un pircing en el labio, a su izquierda.
~ Es esta el aula AG14, ¿cierto? ~ El profesor Snitch, asintió. ~ Entonces, soy la chica nueva.
~ ¿Meggan Morris? ~ Fue el turno de ella de asentir, mientras se iban clavando las miradas de toda la clase en ella y empezaba el murmullo. ~ Está bien. Entonces, pasa y siéntate dónde quieras… Aunque creo que el único sitio libre esta junto a Ray. ~ La chica buscó con la mirada el sitio vacía y localizó de paso a Ray. Eran pupitres de dos, así que dedujo que el chico del pelo afro era Ray. Se dirigió hacia la penúltima fila y dejó caer sus cosas encima de la mesa y en ese momento el profesor decidió continuar su explicación.
~ Soy Ray… Meggan ¿verdad?
~ Meg, por favor. ~ El chico asintió.
~ Debes de tener unas buenas notas en matemáticas, porque no acostumbran a poner a nadie nuevo en esta aula, sin que pasen unos días…
~ Sí, tengo una buena media. ~ Dijo empezando a sacar un bloc para la clase y un bolígrafo. ~ Dijiste que te llamabas Ray, ¿Cierto? ~ El chico asintió. ~ Podrías decirme luego donde encontrar el aula de Música. ~ El chico sonrió
~ Creo que te acompañaré… Tengo esa misma clase. ~ Meg asintió y ambos dejaron de hablar para centrarse en la explicación del profesor Snitch.

Al finalizar la clase de Snitch, Meg comprendió que necesitaría varios cafés antes de entrar en esa aula, otra vez. Ese hombre era aburridísimo y la materia que daba ya la había dado el curso anterior en su antigua escuela, eso significaba poco reto durante las primeras semanas en materia de estudios, pero le facilitaba las cosas con respecto a tener tiempo de conocer a la gente.
~ Esto… Ray ¿Hay por aquí algún sitio donde encontrar un buen Café? ~ El chico sonrió casi irónico y asintió.
~ Según Gerard, sí… Ahora te llevo. ~ Meg desconocía quien era Gerard, pero no se le ocurrió preguntar. Guardó su bloc y su bolígrafo en su mochila y salió junto a Ray del aula. ~ ¿De dónde eres?
~ Originalmente de Brooklyn, luego he vivido en Philadelphia y ahora aquí: New Jersey.
~ ¿Tres ciudades distintas? ¿Tus padres viajan mucho? ~ Meggan negó.
~ Sólo nos mudamos una vez de Brooklyn a Filadelfia, pero ahora mis padres se han divorciado y mi madre ha decidido aceptar la propuesta de la empresa de cambiar de estado y ganar “más dinero para independizarnos” ~ Imitó a su madre con el tono perfecto, lo que hizo que Ray comprendiera que no estaba muy de acuerdo con esa idea. ~ La verdad es que he pasado por más institutos y escuelas que por ciudades, pero… ya da igual… Espero que esto sea algo más definitivo de lo que prometieron la última vez. ~ Llegaron a un pequeño estante de café. Meg se pidió un café con leche doble de café y Ray un café con leche normal. Meg le invitó.

~ ¡Ray Toro! ~ El chico de pelo negro azabache y algo largo sentado encima de la mesa del profesor junto a un par de chicos más llamaba a Ray de forma que hasta un sordo se habría enterado. ~ ¿Se puede saber qué horas son estas de llegar a clase? ~ Se burló el chico. Ray y Meg se acercaron a los chicos.
~ ¿Y esta monada?
~ ¿A caso ves un mono andando con un tu-tu? ~ Meg odiaba que la gente le llamara mona y cortaba siempre por lo sano.
~ Meg ellos son los inútiles… Inútiles, la chica que no es una Mona con tu-tu.
~ ¿Meg? ¿Meggan Morris? ~ El chico bajito con un mohawk por peinado la miraba de arriba a bajo.
~ ¿De qué me conoces?
~ Eres mi nueva vecina… Vi como descargabais ayer el equipaje… y luego leí el buzón.
~ Tu madre es la del pastel de chocolate, ¿verdad?
~ ¡Le dije que no lo hiciera! ~ Frank se golpeó la cabeza.
~ Es como cualquier madre… Hacen lo que sea para ponerte en ridículo… ~ Hizo una mueca de comprensión hacia el chico. ~ Y ahora… ¿Cuándo empieza la clase? ~ Antes de que nadie pudiera contestarle entró en el aula un chico bastante joven y con algún tatuaje, al que nadie hubiera tachado de profesor… sino fuera porque se presentó como tal.
~ Vaya… Hemos aumentado el grupo-clase…. Soy Brian, el profesor de esta clase… Supongo que tú eres la chica nueva.
~ Supongo. ~ Meg se encogió de hombros.
~ ¿Empezamos? ~ Preguntó Brian.
~ ¿No esperamos al resto?
~ ¿Qué resto? Solo somos nosotros: Ray, Frank, Mikey, Brian (el profesor chiflado) y yo… Y, ahora tu.

Navegador capítolsBecause the drugs never work02-. Because the drugs never work

2 Responses

  1. Xavi

    La història promet… de moment, no sé si es pel dia que som, o bé perquè no ho haig de fer encara, però no aconsegueixo imagiar-me la relació entre el pròleg i aquest primer capítol! És que desde la història de “Give ‘em hell” he aprés a tenir en compte els pròlegs de les històries per mirar d’intuïr el que passarà!

    Per cert, “…y dejó paso a una chica no muy alta, de pelo rojizo y piel blanca. Vestía un tejano negro y unas bambas negras, con una camiseta negra que tenia escrito en letras rojas: What a clever idea! En la parte de delante y detrás: Don’t ask me anything. Tenía los ojos negros y delineados por el eye-liner y un pircing en el labio, a su izquierda”. Amb molt caràcter com demostra la seva contestació al conéixer el seu nou veí, i a més li agrada el café. Em recorda molt a algú, però mooolt! Llàstima que no hi caigui… ;)

  2. Rafyy

    jajaja si si a mi tb em recorda a no se ki….., tb m’havia adonat.
    k bo ella es diu megg morris i fuma malboro, a més l’historia te aveure amb l’asfalt.
    wenu wenu, jejej bona historia bona escriptura blablalbalalblabla tot aixo ja u sabem perooooo lo k importa es:
    quan penjares el següent capitol¿??????

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.