14-. Because the drugs never work

juny 1st, 2008 by Taeko
This entry is part 15 of 32 in the series Because the drugs never work

Había pasado una semana desde que John y Marie se habían divorciado oficialmente. Era 31 de octubre y para mala suerte de los chicos caía en viernes y había clases. Meg se levantó especialmente contenta ese día y sin motivo aparente. Se vistió con un pantalón negro de pitillo, una camiseta a rallas negras y blancas y unas vans de cuadros rosas y negras. Se había hecho una cola alta y maquilló con su eyeliner habitual para los conciertos, pero no para las clases. Meggan salió de casa y se dirigió a casa de Frank cuando se percató que en el parking de la casa había un coche más de lo habitual. Era un Ford Focus rojo. La chica pasó por el lado del coche admirando lo cuidado que estaba y tocó el timbre de la casa.
~ Frank sé que llego algo temprano pero…. ¡Ey! Tú no eres Frank.
~ No. No soy Frank. Soy su padre, Cheech Iero, encantado. ~ El hombre le tendió la mano y ella la aceptó.
~ Soy Meggan. Meg.
~ ¡¡La batería!! ~ La chica se desconcertó. ~ Lo siento, no vengo mucho por aquí, pero Frank me ha contado sus avances con el grupo y que habían encontrado una batería muy buena. ~ Dijo orgulloso el hombre.
~ Vaya… Parece que tienen una buena relación. ~ Dijo sonriente a lo que Cheech asintió. ~ ¿Esto, y Frank?
~ Oh, esto… Entra, entra que creo que aun esta en la ducha.
~ ¿Quién está en la ducha? Yo ya he salido. ~ Frank apareció en lo alto de las escaleras sólo con la toalla en la cintura. ~ Ops. Hola Meg.
~ ¿Cuánto crees que tardaras?
~ Esto… Me olvidé de cometértelo. Hoy es el día de Cheech.
~ ¿Qué quieres decir con eso?
~ Cheech te lo cuenta. Me voy a cambiar o pillaré un catarro. ~ Meg alzó una ceja pensando que de vez en cuando Frank era incluso más raro que ella misma.
~ Lo que Frank quiere decir es que cada 31 de octubre, por el cumpleaños de Frankie, me lo llevo a él y a los chicos por ahí.
~ ¿Es su cumpleaños? ~ El señor Iero asintió. ~ ¿En Halloween? ~ Volvió a asentir. ~ Pues vaya, no tenia idea de eso. ~ Dijo pensando inmediatamente algo que poderle regalar al chico.
~ Es el más pequeño del grupo. ~ Dijo su padre. ~ Ya que formas parte del grupo ¿Por qué no te vienes tu también? ~ Meggan se mordió el labio inferior.
~ Me encantaría, pero…
~ Vamos, si quieres puedo hablar con tus padres.
~ No creo que puedas llegar a convencer a Marie, pero tu mismo, acaba de salir de casa. ~ Dijo la chica mirando por la ventana. Cheech miró hacia fuera y vio a la joven madre de Meggan y salió corriendo de la casa, dejándose la puerta abierta. Meg lo siguió y se quedó apoyada en el marco de la puerta principal de la casa de Frank.

~ ¿Señorita Marie? ~ La mujer alzó los ojos viendo como un hombre al que desconocía aparecía delante de ella, aparentemente desde la casa de su amiga Linda.
~ ¿Si? ¿Le conozco?
~ No, no exactamente. Esto, soy el ex marido de Linda y el padre de Frank. Soy Cheech Iero. ~ Dijo tendiéndole la mano.
~ Oh. Hola soy Marie Waiting. ~ La madre de Meg aceptó la mano del padre de Frank y la estrechó con fuerza.
~ Vera, hoy es el cumpleaños de mi hijo y…
~ ¡Vaya, Felicidades! Linda no me lo dijo…
~ Se le habría olvidado, casi siempre lo cuenta, es su mayor orgullo. Frank es su mayor orgullo, no su cumpleaños…~ Quiso aclarar Cheech a lo que Marie sonrió. ~ Bueno, lo que le decía, es su cumpleaños y la tradición desde que Linda y yo nos divorciamos es que yo me llevo a los chicos, a los de su grupo, todo el día fuera. Y, bueno, me preguntaba, ya que Meggan es parte del grupo, si usted dejaría que se viniera con nosotros.
~ Agradezco su oferta, pero Meg debe ir a clases. ~ Sentenció sin muchas ganas de que hubiera replica, pero para su mala suerte, la hubo.
~ Lo sé, lo sé… pero es sólo un día y es parte del grupo.
~ Pero es día lectivo y hay que ir a clase.
~ Pero es Halloween ¿Qué clase hacia usted a su edad ese día? ~ Insistió el hombre sonriendo a más no poder.
~ Cheech, creo que has superado mis expectativas. ~ Meg apareció tras el padre de Frank junto a su hijo. ~ Sinceramente no creía que fueras a aguantar a la primera respuesta de mi madre. ~ Dijo sonriendo, a lo que Marie también lo hizo.
~ ¿Por qué siquiera dejaste que lo intentara? ~ Preguntó la madre a la hija, a lo que esta alzó los hombros.
~ Soy parte del grupo, supongo. ~ Marie sonrió y ante todo pronóstico dijo esas dos palabras mágicas.
~ Está bien, puedes ir. Pero llévate el móvil.

Sentados en el bar de comida rápida que más gustaba a los Iero, Frank abrió su primer regalo. Era una guitarra.
~ ¡Vaya esto es genial! ~ Frank sonreía ampliamente hacia su padre.
~ Frank lo chicos también tenemos un regalo para ti. ~ Dijo Ray dejando un paquete cuadrado con un simple lazo encima de la mesa.
~ A ver… ~ Frank empezó a quitar el lazo del paquete y se encontró con que la caja de cartón estaba agujereada. ~ ¡Vaya bonito regalo chicos! Pero… Se os ha olvidado que los regalos no han de estar rotos.
~ ¡Frank! El regalo esta dentro de eso ~ Dijo desesperado Gerard.
~ Ops, está bien. ~ Frank abrió la caja y de repente salio la cabeza de un cachorro de la caja. ~ ¡¡ES UN PERRO!! ¡¡ES UN CACHORRO!! ~ Frank sacó al perrito de la caja y lo sujetó con ambas manos cerca de su pecho. ~ ¡Gracias!
~ ¿Cómo le llamaras? ~ Preguntó Mikey.
~ Pues… ¿Es macho o hembra?
~ Macho.
~ Pues… Le llamaré… Chaos.
~ Bueno, te falta mi regalo, pero como me he enterado hoy que era tu cumpleaños. Me vas a tener que dejar algo de tiempo para comprarte algo. ~ Dijo Meg mientras acariciaba la cabeza de Chaos.
~ Está bien, pero no te acostumbres. ~ Bromeó Frank mientras se le caía la baba por su cachorro.

Al salir del bar los chicos, el padre y Chaos fueron al parque.
~ ¿Así que desde cuando tocas la batería? ~ Preguntó Cheech a la chica mientras todos los demás hacían jugar al perro entre ellos mareándolo un poco.
~ No lo sé, bastante.
~ Me gustaría oírte.
~ Es mejor oír al grupo entero… ~ Dijo Meg mirando a Chaos que había quedado entre las manos de su amo que le acariciaba la barriga.
~ ¿Seguís sin nombre? ~ La chica asintió. ~ No deberíais tardar mucho en ponerle nombre. Así parecerá más seria la cosa.
~ Quizás no deba ser seria hasta más adelante. ~ Sugirió Meggan lo cual hizo que ambos quedaran sumisos en sus pensamientos.
~ ¿No hace mucho que vives en NJ, cierto? ~ Meg asintió. ~ ¿Y Marie es tu madre?
~ Sí, aunque parezca joven es mi madre y hace poco se divorció de John a quien prefiero no considerar nunca más mi padre. ~ Dijo ella mirando directamente a los ojos de Cheech.
~ Jove, guapa, madre y divorciada…. ¡¡Es que lo tiene todo!! ~ Dijo sonriendo.
~ Cierto.
~ ¡¡Speed!! Deja eso en el suelo. ~ La voz y el nombre de ese animal la hizo voltear rápidamente hacia donde estaban los chicos. Dentro del círculo que habían formado los chicos había perro doverman con mezcla de otro perro in identificado con Chaos en la boca.
~ ¡¡!Ey, tu, suelta a Chaos!! ~ Frank gritaba a Speed mientras el cachorro lloraba.
~ ¡Así que esa cosa tiene nombre! ~ Dave miraba a Chaos con desprecio. ~ Pero… ¡si es un perro! ~ Se jactó él.
~ ¡Dile a tu monstruo que suelte a mi perro! ~ Dijo Frank acercándose peligrosamente a Dave sin saberlo.
~ ¿Y por qué debería?
~ Porque te lo pido yo, Dave. ~ Meggan se avanzó a Frank con lo que captó la atención de todos, incluidos los perros parecieron mirarle.
~ Oh, hola Meg. ~ Dijo el sonriendo amablemente como si no hubiera ocurrido nada.
~ Dile a Speed que deje a Chaos…
~ Está bien. ~ Dave miró a su perro. ~ Speed déjalo. ~ El perro pareció no gustarle la idea y no obedeció. ~ ¡Speed! ~ El tono autoritario de Dave hizo cuadrarles a todos incluidos el perro y Cheech, pero Meggan ya conocía ese tono así que simplemente se quedó mirando la escena normalmente. ~ ¡¡Speed déjale!! ~ Speed abrió la boca y Chaos cayó a peso. Frank lo cogió entre los brazos y lo acarició con ternura diciéndole algo así como “ya ha pasado todo. ¿Estás bien?”
~ Gracias.
~ ¿Estos son tus amigos? ~ Dave ignoró a Meggan y preguntó mirando con asco a Frank porque era quien había recogido el cachorro.
~ ¿Qué coño te importa Dave?
~ Cierto. No me importa en absoluto. ~ El chico cogiendo a Speed por su cadena se volteó. ~ Espero verte pronto, Meggan.

Navegador capítols13-. Because the drugs never work15-. Because the drugs never work

2 Responses

  1. Xavi

    Jojojo! El Cheech aquest va per feina: a la que ha tingut oportunitat ja li ha deixat anar a la Meg que sa mare és jove, guapa…! No perd el temps!

    Per cert, al llegir el nom de Chaos no he sapigut com interpretar-lo: si com a traducció de “Caos” o bé com a cert personatge de certa sèrie de dibuixos animats (semos frikis jajaja) =)

    PD: cada capítol que pasa, en Dave aquest té més pinta de ser un cabronàs (amb tot el respecte).

  2. Taeko

    Xavi, hi ha un festival de post-hardcore que es diu Taste of Chaos, on My Chemical Romance ha tocat algun cop i d’aquí vaig treure la idea.
    Sí, una mica friki la cosa, pero weno… es lo que hay.

    Mira la weeb del festival és:
    http://www.tasteofchaos.com/

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.