15-. Because the drugs never work

juny 3rd, 2008 by Taeko
This entry is part 16 of 32 in the series Because the drugs never work

~ ¿Quién era ese? ~ Los chicos se habían acercado Chaos para ver si estaba bien, pero no Meggan quien rápidamente buscó su paquete de Malboro.
~ Dave. ~ Dijo ya teniendo un cigarro entre los labios y el mechero cerca para poderlo prender.
~ No deberías fumar. ~ Sentenció Cheech.
~ Ni juntarme con Dave, ya lo sé… Marie ya me ha echado ese sermón más de una vez. ~ Prendió el cigarro e hizo una calada honda.
~ ¿De qué le conoces? ~ Preguntó Gerard.
~ Chicos, sin molestaros: no es cosa vuestra de qué conozca a Dave o el porqué lo conozco.
~ Está bien, no haremos más preguntas al respecto. ~ Dijo Cheech viendo la incomodidad de todos. ~ ¿Qué queréis hacer ahora?
~ ¿Por qué no vamos a una tienda de animales para buscarle un collar a Chaos? ~ Sugirió Ray a lo que todo el mundo estuvo de acuerdo.

El haberse encontrado con Dave hizo que Meggan estuviera bastante rara el resto de la mañana. Entraron en la tienda de animales y mientras los chicos miraban collares y juguetes para Chaos, Meggan se había metido en el pasillo de exposiciones de reptiles. De repente se quedó embobada mirando una serpiente y leyó la pegatina que la identificaba: “Burmese Python. Pitón (familia Pythonidae).” Era una pequeña serpiente de colores amarillo y crudo, con unos diminutos ojos marrones y unos agujeros de la nariz bastante visibles.
~ ¿Te gustan las serpientes? ~ Meg no se había percatado pero a su lado se había acercado Cheech y miraba también a la pitón.
~ No, pero me recuerda a John.
~ ¿Tu padre? ~ Meg asintió aun mirando hacia la serpiente. ~ No lo aprecias mucho, ¿no?
~ Nada y me alegro que Marie consiguiera incluir la cláusula de que no volveré nunca con él.
~ Espero que Frank nunca pida esto contra mí. ~ Eso captó la atención de Meg que le miró fijamente.
~ Eso no va a pasar nunca. Eres su padre. ~ Dijo como toda explicación.
~ Sí, pero John también lo es de ti y…
~ Son cosas distintas. John y yo no podemos ni vernos. Frank y tú, en cambio, os lleváis bien y sois capaces de hablar entre vosotros. La última vez que vi a John acabamos chillando todos, incluso Marie, y yo me largué de casa.
~ No me gustaría tener ese tipo de relación con mi hijo. ~ Dijo Cheech mirando hacia Frank que tenía ya una correa en la mano mientras que en el otro brazo sujetaba a Chaos.
~ No la vas a tener si te lo propones. ~ Dijo Meggan moviéndose hacia donde estaban los chicos. ~ Y ahora, si me disculpas, tengo que ir a comprarle el regalo a Frank. ~ Meg se fue donde estaba el chico y le robó la correa.
~ ¡¡Ey, tu!! ¿Qué haces? ~ Dijo algo molesto.
~ Comprarte mi regalo de cumpleaños. ~ Meggan con esa explicación, correa en mano y cogiendo una cama para peros con calaveras piratas se fue a pagar.

Era ya de noche y estaban todos en casa de Linda para celebrar el cumpleaños de Frank. Marie también estaba y los padres de Ray, Gerard y Mikey, y también se habían acercado Júlia y Cris.
~ Ray ¿Qué te parecería hacer que Frank se luciera delante de Cheech? ~ Meggan estaba con Ray cerca de un bol con patatas.
~ ¿Qué propones?
~ Tocar. ~ A Ray pareció gustarle la idea y se fue hacia Gerard y Mikey para sugerirles de ir para el garaje y se avinieron.
~ ¿Qué tramáis? ~ Preguntó Marie acercándose a su hija.
~ ¿Nosotros? Nada. ~ Dijo poniendo cara de angelito.
~ No me lo trago.
~ Cheech es músico y creo que le gustaría oír a su hijo tocar.
~ ¿Vais a tocar?
~ Es posible. ~ Al instante Marie tenía los ojos llorosos de alegría. ~ Prohibido emocionarse o similar, ¿oyes? ~ Marie asintió con un nudo en la garganta.
~ ¿Meggan vamos? ~ Gerard se había acercado a ambas y miraba sin comprenderlas.
~ Sí, claro. ¿Se lo habéis dicho a Frank?
~ No, está algo ocupado con Linda…
~ ¿Queréis que entretenga a Linda?
~ Dos minutos y luego venid al garaje. ~ Dijo Meggan mientras se iba de ahí junto a Gerard.
Dos minutos exactamente después de esa conversación empezó ese mini-concierto. Júlia cantaba las canciones entre dientes sonriendo, mientras Linda, Marie, Donna y la madre de Ray procuraban retener las lágrimas de emoción por ver a sus hijos tocar tan bien, mientras que los padres y Cris estaban algo más escépticos, todos menos Cheech que sonreía mientras seguía el ritmo con el pie.

Navegador capítols14-. Because the drugs never work16-. Because the drugs never work

2 Responses

  1. Xavi

    Cada dia admiro més a la Meg! És la manera més original que he vist de fer un regal… d’aquesta manera t’assegures que li agradarà el regal, doncs l’ha triat la persona que el rebrà! Jajaja!

    PD: no hi ha “bichu” (perquè no és un animal ni de conya) que em faci més fàstic i/o por que una serp. Sóc incapaç de mirar-la encara que estigui tancada en una peixera d’aquestes :S

  2. Rafyy

    ¿Te gustan las serpientes? ~ Meg no se había percatado pero a su lado se había acercado Cheech y miraba también a la pitón.
    ~ No, pero me recuerda a John.
    jajajaja jajajaja k bo k bo
    pos a mi m’encanten les serps, i les mini serps akestes. a mi l’animal k mes por em fa son els humans.

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.