21-. Because the drugs never work

juny 13th, 2008 by Taeko
This entry is part 22 of 32 in the series Because the drugs never work

Estaba tumbada en la cama de Frank mientras esperaba que este saliera de la ducha. Ese mismo día debían ir al instituto a buscar las notas, pero no tan temprano como los días de clases. Meggan se había acercado a la casa de su vecino y Linda la dejó pasar a la vez que ella salía para su trabajo.
~ ¿Qué haces tu aquí? ~ Frank andaba con una toalla alrededor de la cintura.
~ Esperarte. ~ Dijo volteándose y quedándose apoyada por su lado izquierdo. ~ Te ves bien así. ~ Frank se sonrojó. ~ No me extraña que a tu novia se le caiga la baba cada vez que te ve. ~ Frank se quedó rojo del todo.
~ Y-Yo…
~ Tienes novia y no puedes permitirte lo de tener una amante como yo. Lo sé. Te pediría demasiadas joyas. ~ Se burló del chico que ya no sabía qué contestar. ~ Yo de ti me cambiaría, es invierno y hace frío. ~ Sentenció ella mientras se volvía a poner hacia arriba.
~ ¿Vas a quedarte aquí? ~ Dijo mientras abría el armario y sacaba unos tejanos y una camiseta.
~ Sí, hasta que nos vayamos al instituto, sí. Tu cama es cómoda.
~ Pero… ¡Me tengo que cambiar!
~ Será que tú no me has visto cambiándome. ~ Frank alzó una ceja interrogante y Meggan le miró.
~ ¿Te crees que no me he dado cuenta de hacia donde da la ventana de tu habitación? ~ Frank miró hacia la ventana y recordó como alguna vez la había visto en ropa interior mientras se cambiaba… ¡Pero siempre era accidentalmente! ¡Él no quería!
~ Y-yo…
~ Intenta evitarlo cuando tengas a Juls en la habitación, ¿Quieres? ~ Dijo mientras se levantaba y le dejaba sólo para poderse vestir.

Esa mañana no sólo fue en busca de Frank para llevarlo al instituto, sino también a por los hermanos Way y Ray. Habían acordado no dejarla ir sola, no después de que el día anterior un grupo de chicas del instituto que se encontraron en el cine, se la quedaran mirando y susurrando.
Al llegar los chicos abrieron las puertas del coche para salir, pero Meggan se quedó mirando hacia delante sin hacer el más mínimo gesto de salir del auto.
~ ¿Meg? ~ Ray estaba a su lado y fue el primero en percatarse.
~ Dime. ~ Se volteó hacia su amigo.
~ ¿Vamos? ~ Meggan miró hacia fuera y luego volvió a mirar a Ray.
~ Estaremos contigo. ~ Dijo la voz adormilada de Mikey.
~ Sí. ~ Meg abrió la puerta y salió del coche. Los chicos hicieron lo mismo, pero no se percataron de la reacción de un grupo de alumnos que acababa salir de otro coche. Se quedaron mirando a Meggan y se giraron entre si para comentar lo que habían oído y lo que habían leído en la prensa. ~ Esto… Chicos. ~ Meggan se volvió hacia sus amigos. ~ Creo que… yo… Voy a quedarme en el coche.
~ Pero tienes que ir a por tus notas. ~ Dijo Frank que no se había dado cuenta de cómo la gente se ponía a susurrar cuando veía a la chica.
~ Le diré a Marie que pase ella o… Da igual, no quiero las notas. ~ Mientras decía eso Frank y el resto se dieron cuenta de lo que ocurría con sus compañeros.
~ Meggan, estamos para ayudarte…
~ Lo sé, Ray, lo sé… pero no estoy preparada. ~ Forzó una sonrisa y abrió de nuevo la puerta de su coche. ~ Ir lo más rápido que podáis. ¿Vale? ~ Dicho esto se metió de nuevo en el coche y buscó un paquete Malboro. Nunca fumaba dentro del auto pero esta vez era distinto. Los nervios le podían.
Sin darse cuenta Gerard había entrado en el auto.
~ No vas a poder esconderte siempre. ~ La chica le miró y sacó el humo que acababa de inhalar.
~ Me gustaría.
~ Lo sé. ~ Gerard tomó el cigarro de la chica y lo tiró por la ventana.
~ ¡Ey! ¿Por qué has hecho eso?
~ Porque en tu coche no se fuma. ~ Dijo recordando las palabras que ella misma le había dicho cientos de veces al verle con un cigarrillo en la mano dentro del coche. Meggan sonrió. ~ Vamos, intentemos entrar todos. Hoy sólo será un momento… Pasadas las navidades vas a tener que hacerlo durante todo lo que resta de curso…
~ Pero…
~ Siempre habrá alguien que hable más o menos. Para eso estamos nosotros.
~ Para callarlos. ~ Frank había entrado también en el auto al igual que lo hacían Ray y Mikey.
~ Vamos, hemos de ver quien gana la apuesta. Tú o Gerard. ~ Dijo Mikey recordando su examen de matemáticas y poniéndose enfermo de golpe.
~ Está bien, pero… No me abandonéis ni nada por el estilo.
~ Si hace falta entramos contigo al baño. ~ Dijo Ray a la vez que todos se reían por esa idiotez.

~ Creo que antes de nada deberíais hablar con los chicos. ~ Sentenció Linda. ~ Aunque, sabiendo como es Frank no creo que ponga ningún inconveniente. ~ Dijo mientras tomaba un sorbo de su café. Pero mientras bebía de él pudo observar a su amiga mordiéndose el labio. ~ ¿Qué?
~ Tu hijo puede ser muy comprensivo, pero…
~ ¿Pero?
~ Linda, Meggan… No creo que… que bueno… que…
~ ¿Qué acepte que su madre sea feliz? ~ Marie se retorcía las manos debajo de la mesa. ~ ¡Es tu hija, por Dios!
~ Es… Es complicado…
~ ¿Por qué?
~ Va a venir una mala época para ella y…
~ ¿Mala época? ¡Pero, Marie, si tiene fiesta en el instituto! ¡Será Navidad! ¿Qué mala época puede ser eso? ~ Dentro de la cabeza de Marie había un debate interno por explicarle la verdad sobre Meg a su amiga o no hacerlo. Si le explicaba sentía como si traicionase a su hija, pero si no lo hacía…

~ ¿Qué tal os han ido las notas? ~ Preguntó Gerard al entrar en el coche.
~ Bastante bien. ~ Dijo Ray acabando de mirar su panfleto y pasándoselo al chico. ~ ¿Y vosotros?
~ No me puedo quejar. ~ Dijeron a la vez Frank y Gee intercambiando las hojas.
~ ¿Y tu Meg?
~ No me quejo.
~ A verlas… ~ Ray tomó el panfleto de la chica y al verlo ahogó un grito de sorpresa.
~ ¿Matricula en matemáticas e historia? ¿Excelente en el resto y sólo un notable, como nota más baja?
~ ¿QUÉ? ~ Frank le robó la hoja a su amigo y miró incrédulo a la chica mientras se lo pasaba a Gerard. ~ ¿Cómo…? ¡Pero si no te pasaste en ningún momento por la biblioteca!
~ No lo sé… Estudié en casa. ~ Alzó los hombros restándole importancia. ~ ¿Tu, Mikey, qué tal? ~ Cambió rápidamente de tema, dirigiendo la atención hacia el chico que parecía estar en otro mundo.
~ No las he abierto…
~ Entonces no sabemos quien ganó la apuesta… ~ Dijo ella arrancando el coche.
~ Yo…
~ Vamos Mikey, quiero que me haga de esclava por un día…~ Dijo Gerard maliciosamente.
~ Está bien. Está bien… En casa.
~ ¿Y tenemos que esperar hasta llegar a tu casa? ~ Preguntó fastidiado Ray a lo que Mikey asintió. ~ Está bien, está bien….

Navegador capítols20-. Because the drugs never work22-. Because the drugs never work

6 Responses

  1. Xavi

    Definitivament, la Meg és la versió femenina d’en House… li ha fet pujar els colors al Frank amb només dues frases xD

    I ens deixes sense saber la nota d’en Mikey? Aposto a que ha aprovat i per tant la Meg guanya l’aposta =)

  2. Taeko

    Si guanyo l’aposta que em dones a canvi? xDDDD (tenia que dir-ho :P )

  3. Rafyy

    ~ Será que tú no me has visto cambiándome. ~ Frank alzó una ceja interrogante y Meggan le miró. jajajaj k bo akesta primera part…. i ara xavii sabre el resultat abans k tu.
    si guanyes l¡aposta lena tinc una cosa k torna boixes a les dones…… Les rebaixes!!!!

  4. Taeko

    eing???? me perdut amb lo de les rebaixes xDDDD

  5. Rafyy

    tengo una cosa que le vuelve loca a las mujereees…….. k es¿
    las rebajas!! al principio hay que pensar mal. despues no hay mas explicacion es asi de tonto

  6. Taeko

    Em segeuixo quedan igual… u.U

Comenta!

Atenció: El moderador de comentaris està activat, per tant, pot ser que el vostre comentari es retrassi. No tornis a enviar el teu comentari.